Dispositivos podrían hacer indoloro el chequeo diario de la diabetes

Dispositivos podrían hacer indoloro el chequeo diario de la diabetes

medidor_azucar-300x200

En estos momentos, los diabéticos tipo 1 (y muchos con diabetes tipo 2) tienen que sacarse sangre hasta 4 veces al día para medir sus niveles de azúcar sanguíneo.

“Un buen control de la glucosa previene problemas oculares, de riñones y nerviosos, y parece estar asociado con un riesgo reducido de enfermedad cardiaca”, declaró el Dr. Richard Bergenstal, endocrinólogo, director ejecutivo del International Diabetes Center en Park Nicollet en Minneapolis. Sin embargo, añadió, sólo el 57 por ciento de las personas se prueban aunque sea una vez al día.

Un grupo de investigadores trabaja en un dispositivo que mide el nivel de compuestos orgánicos volátiles en el aliento humano.

Aunque esto “se veía superficialmente como un concepto interesante”, dijo el Dr. Stuart Weiss, profesor asistente clínico de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, los hallazgos tienen que ser ratificados. Además, podría haber una laguna entre lo que pasa en el flujo sanguíneo y lo que pasa en la periferia del cuerpo (en el aliento, por ejemplo), añadió. Para ser atractivo, el dispositivo también necesita ser pequeño.

Otro grupo de investigadores describe el HypoMon, un transmisor con correas para el pecho que continuamente toma medidas sobre la superficie de la piel. Una ventaja de este sistema es que podría monitorear los niveles de glucosa incluso durante el sueño. El lado negativo, apuntó Weiss, es que el movimiento y el sudor podrían afectar las lecturas.

El monitoreo de los niveles de glucosa en la sangre a corto plazo no debe ser reemplazado por monitoreo a largo plazo, que se lleva a cabo con la prueba A1C, enfatizó Bergenstal. De hecho, deben usarse simultáneamente. “La A1C tiene la mejor correlación con las complicaciones a largo plazo. Mide todos los azúcares de la sangre por un periodo de dos a tres meses”, apuntó Bergenstal.

Una segunda área “candente” de investigación trata la insulina inhalada. Aunque todavía no está aprobada, la idea de insulina inhalada en vez de inyectada representa una gran esperanza para millones de diabéticos que odian las jeringas.

Una nueva tecnología administraría insulina en 10 a 14 minutos, mucho más rápido que los 90 minutos que tarda ahora.

“Esta metodología permite que una persona no tenga que preocuparse por tomar insulina hasta que realmente comiencen a comer y entonces utilizar un inhalador del tamaño aproximado de un buscapersonas de bolsillo”, dijo el Dr. Wayman Wendell Cheatham, vicepresidente principal de asuntos médicos y regulatorios de MannKind BioPharmaceuticals en Danbury, Connecticut, compañía que desarrolla la tecnología.

Marcia A. Testa, catedrática de la Facultad de Salud Pública de Harvard, ha liderado dos estudios que comparan una insulina inhalada, Exubera, y la medicación en términos de satisfacción del paciente y control de la enfermedad.

Actualmente, la insulina es la terapia de último recurso para la diabetes de tipo 2, considerada sólo después de que los cambios de estilo de vida y varios medicamentos fallan. “Lo que se sabe con seguridad que funciona siempre es el último recurso”, dijo Testa. “¿Cuál es la razón para esto? No es que no funcione, sino que las personas no quieren inyectarse”.

Sin Comentarios

Deja tu comentario